La historia del láser

¿Cómo funciona un láser?El láser es uno de los equipos más usados desde su invención a comienzos del siglo XX. Ha evolucionado de tal manera que puede utilizarse para múltiples aplicaciones. Continúa leyendo este post y conoce cómo se ha desarrollado la tecnología láser hasta nuestros días. 

Inicios del láser

La invención del láser comienza con Albert Einstein en el año de 1917. Este científico predijo el fenómeno de la “emisión estimulada”, teoría en la cual se fundamentan estos equipos. El término emisión estimulada describe el proceso a través del cual un fotón que entra con una frecuencia determinada, interacciona con un electrón excitado, cayendo a un nivel más bajo de energía. Con esto se crea un fotón nuevo, con polarización, fase, frecuencia, y dirección de desplazamiento iguales a la de los fotones de la onda incidente. 

Posteriormente, en 1939, el científico Valentin Fabrikant formuló la teoría propuesta por Einstein para amplificar la radiación. Años más tarde, específicamente en 1950, el físico Charles Townes, puso en práctica la teoría propuesta por sus colegas, lo que le valió un Premio Nobel años más tarde, gracias a esta investigación de vanguardia. 

Comienzo de la década de los 60

Para el año de 1959, Gordon Gould propuso la emisión estimulada para amplificar la luz. Es quien introduce la palabra LÁSER, acrónimo de “amplificación de luz por emisión estimulada de radiación” para describir un resonador óptico capaz de generar luz de manera coherente. 

Luego, en el año de 1960, Theodore Maiman construye el primer prototipo de un láser en Hughes Research Laboratories en Malibu, en el estado de California. Se trataba de un láser que emplea como un medio activo de rubí sintético, el cual generaba una longitud de onda de 694,3 nm (color rojo profundo). El primer uso de este láser de rubí fue en el ámbito militar y en la actualidad se emplea para realizar orificios en materiales de gran dureza como el diamante, gracias a que tiene una alta potencia. 

En 1963, Kumar Patel crea el láser de dióxido de carbono, el cual tiene un coste mucho más bajo, además de presentar mayor eficacia que el láser de rubí.  Es por esto que desde su creación ha sido el tipo de láser más usado a nivel industrial.

Para el año de 1966 los láseres se volvieron coloridos. Para esa época era posible seleccionar la longitud de onda del láser, gracias al desarrollo del láser colorante. Todo esto dentro del espectro de colorantes fluorescentes. Este tipo de equipo se emplea desde entonces, sobre todo en espectroscopia.  

Década de los 70

Los avances en los láseres de dióxido de carbono y los en los nuevos tipos de láseres, dieron pie para desarrollar las primeras aplicaciones de maquinado láser. La empresa Laser-Work A.G. desarrolló en el año 1975 un láser de dos ejes usado principalmente por fabricantes de automóviles y aviones para cortar y soldar metales. 

Láseres en los años 80

En la década de los 80 se dio inicio a la era del procesamiento de materiales a través del láser.  De hecho, no solo se empleaban para cortar y soldar metales, también se logró el procesamiento de otros materiales tales como el plástico, la espuma y el hule. 

Desde el comienzo de esta época, los diodos láser combinados con la transmisión de fibra de vidrio dieron paso a la creación de la llamada tecnología fotónica. Se trata de una tecnología idónea, la cual garantiza velocidades de transmisión de información altas. 

Finales de la década de los 90

Ya para finales de los 90, específicamente para 1998, se desarrollaron láseres de un tamaño menor que la longitud de onda que emiten. Gracias a esto, los nano láseres se han empleado en múltiples aplicaciones que van desde procesamiento de datos, hasta la trasmisión de señales ópticas.  

Aplicaciones del láser en la actualidad 

Hoy en día, una de las aplicaciones más importantes del láser es en el sector salud, donde diversas ramas de la medicina emplean este equipo para eliminar tejido. Tal es el caso de la dermatología, donde se quita la lesión de la piel sin afectar el tejido sano.  También es usado en la termoterapia para eliminar tejido tumoral, además de emplearse para tratar venas varicosas, para unir la retina desprendible o en el campo de la cosmética para eliminar tatuajes viejos y para depilación permanente. 

Otra de las aplicaciones de los láseres es en la espectrometría de masas. Aquí se emplean con el fin de excitar estados atómicos moleculares más altos, o también para realizar estudios a la atmósfera.  Mientras que, en el sector industrial, la tecnología láser es usada para marcar, soldar o cortar metales. Estos equipos ofrecen mayor precisión y, por tanto, al hacer cortes en geometrías complejas se obtienen excelentes resultados, a diferencia de técnicas como el fresado o torneado, donde esta tarea es mucho más complicada.

Ya te contamos cuál ha sido el avance del láser a lo largo del tiempo, pero si quieres saber lo que en la actualidad es capaz de hacer uno de estos equipos, no dudes en visitar nuestra web.  Encontrarás mucha información acerca del corte láser, la cual es nuestra especialidad. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a realizar tus proyectos con la mejor calidad.